Astorga

Palacio Episcopal

Palacio Episcopal de Gaudí

Astorga es una de esas ciudades que no es muy grande pero tiene un encanto especial.

Posiblemente esta fue una de las razones, a parte de la amistad con el obispo de la ciudad, para que Antoni Gaudí aceptase diseñar el Palacio Episcopal de Astorga.

Es difícil explicar de donde viene el encanto ya que son muchas las razones. Podría ser de la diversidad gastronómica de la Maragateria: Cocido Maragato, embutidos, limonada, así como deliciosos dulces: chocolate, hojaldres y mantecadas.

Ver más sobre la Gastronomía de Astorga.

La catedral y el palacio episcopal no hacen más que engrandecer Astorga, así como sus ruinas romanas. Lo que esta claro es que todo en conjunto hace de Astorga una ciudad que vale la pena visitar.

Ver más edificios de interés de la ciudad

Otro atractivo de la ciudad es que esta inmerso en distintas variantes del Camino de Santiago, por lo que Astorga siempre tiene peregrinos visitándola.

  • Patrocinados